Caso de Estudio “Escuela de Aviación Los Halcones”

La historia de cómo una escuela de aviación líder del mercado en su país apostó por la última tecnología en simulación de vuelo.

Photo: http://www.loshalcones.edu.co/

En noviembre de 2011, la Escuela de Aviación Los Halcones (EALH), solicitó a Virtual-Fly (VF) la fabricación de un simulador de vuelo con movimiento basado en una aeronave mono-motor de pistón Cessna 172 equipada con pantallas digitales (glass cockpit).

EALH es una escuela de aviación colombiana con sedes en Medellín y Cartagena que cuenta con más de 45 años de experiencia e ingresa unos 300 alumnos al año en todo tipo de disciplinas, desde TCPs hasta pilotos pasando por TMAs.

EALH, de origen familiar, debe gran parte de su éxito al liderazgo que el Capitán William Calle ha logrado transmitir a todo su equipo gerencial, mandos intermedios y personal de base. Buena prueba de ello es el nivel de satisfacción de sus alumnos y la facilidad con la que éstos consiguen encontrar trabajo en el mercado profesional.

VF aceptó el encargo de EALH gustosamente y en el plazo estipulado terminó la producción del simulador de vuelo full motion OVO-04 que cumplía los requisitos deseados por el cliente. La unidad quedó lista para ser entregada por transporte marítimo hasta el puerto de Cartagena y de allí recorrería el último tramo hasta la base de Medellín por transporte terrestre.

Durante el trayecto, el transporte marítimo se vio obligado a parar su recorrido durante 6 semanas debido a una huelga en unos de los puertos intermedios antes de llegar a su destino. Como consecuencia de esta parada no programada y un embalaje defectuoso por parte de la empresa que contrató VF, la unidad OVO-04 de la EALH sufrió una alteración del nivel de condensación en el interior de su embalaje. Como resultado de esta incidencia, el OVO-04 llegó al punto de destino del cliente con parte de la tornillería y el brazo de sujeción oxidados si bien todos los sistemas mecánicos, eléctricos y electrónicos estaban intactos.
Afortunadamente, VF se hizo cargo de la situación y envió a su director técnico a la base de EALH en Medellín quien apoyado por empleados de la empresa-cliente fueron capaces de cambiar la tornillería en el plazo de 1 día y activar a continuación el simulador con una operatividad del 100% dentro del espacio especialmente destinado a tal uso en las instalaciones de la EALH en Medellín.

Automáticamente, la EALH comenzó el proceso de certificación del simulador como herramienta de formación ante la oficina de Aviación Civil de Colombia, quien emitió la consiguiente autorización sin problemas para que el activo (simulador) pudiera ser integrado en el syllabus de los procesos de formación de la EALH.
El simulador ha estado operando a razón de una hora al día aproximadamente acumulando más 1.000 horas de instrucción a 90 Alumnos-Piloto durante estos 4 años. Existen hoy día pilotos de aerolínea que transportan carga y pasajeros y que en su día iniciaron su formación poniéndose a los mandos del OVO-04, lo cual es una gran satisfacción también para VF.

OVO-04 C172 G1000 ha proporcionado los resultados que la EALH esperaba, en palabras de su equipo de instrucción: “El OVO-04 ha sido un parte fundamental del entrenamiento de nuestros pilotos. Nuestros estudiantes, gracias a la instrumentación G1000 se adaptan más fácil a los equipos modernos que poseen las compañías de hoy”. Igualmente, Andrés Palacios, Coordinador TICs de la EALH, habla así al resumir la opinión de sus estudiantes: “Todos (los Alumnos-Piloto) han expresado gran satisfacción en cuanto al equipo pues permite hacer un entrenamiento más real a menor coste. Además, la instrumentación G1000 permite que los nuevos pilotos se familiaricen con el uso de cabinas glass cockpit, en las que solo encontrarán pantallas digitales con la información resumida en lugar de grandes tableros con instrumentos análogos”.

A lo largo de estos casi 5 años de operación, la EALH ha sufrido 5 incidencias en el simulador, todas ellas focalizadas en las mancuernas (Yoke) y en los Pedales de Dirección (Rudder Pedales). Estas mancuernas y pedales son simuladores de control alabeo, cabeceo y guiñada que VF se vio obligado a comprar a una tercera marca e integrarlos en el OVO-04 pues en el año 2011 todavía no producía sus propios mandos de control a diferencia de hoy, que todas las unidades con cabina en movimiento vienen equipadas con las mancuernas “YOKO, the yoke”, los pedales “Ruddo Pedals” y los mandos de gas o Throttle Quadrants “TQ3” para mono-motores y “TQ6” para bimotores.

La avería sufrida por las mancuernas se basa en la rotura del elástico que mantiene centrado el mando. En el caso de los pedales, se avería el muelle que manda el centrado del pedal cuando éste no está accionado. En ambos casos, la propia EALH se encarga de generar las piezas de sustitución con un coste de 5USD en cada avería y un tiempo de reparación inferior a 30 minutos.

La EALH asignó las responsabilidades técnicas a miembros de su propio equipo, quienes fueron instruidos por VF a través de un programa de formación que les confirió el grado de “Servicio Técnico” para poder operar el 98% de las incidencias habituales.

Gracias a que el OVO-04 no requiere anclaje al suelo y dispone de ruedas en su base para que pueda moverse fácilmente, la EALH ha podido utilizarlo como herramientas de marketing para la captación de nuevos Alumnos-Piloto trasladando el simulador fácilmente a eventos y ferias del sector.

Por último, cabe destacar el valor añadido que la Directora Administrativa de la empresa Lina Montoya, especialista y pionera en su país en cuanto a Psicología Aeronáutica, ha conseguido transmitir al proceso de formación apoyándose en la estación de instrucción del simulador.

La estación de instrucción es un ordenador portátil que recibe la información de vuelo de la sesión de pilotaje y la imagen de la cara del Alumno-Piloto y el panel de vuelo gracias a dos cámaras colocadas dentro del simulador, una encima de las pantallas enfocando a la cara del Alumno-Piloto y otra sobre su hombro enfocando al panel.

Gracias a la información que proporciona esta estación de instrucción, ningún Alumno-Piloto de la EALH recibe la suelta en una aeronave real sin antes haber superado los requisitos que aplica la Directora Lina Montoya y que contrasta a través de la información que le transmiten las cámaras, donde pueden observarse las reacciones psicológicas del Alumno-Piloto de forma fiel, directa y en tiempo real ante todo tipo de emergencias simuladas.

En resumen, durante más de 4 años, la EALH ha operado el simulador de vuelo full motion OVO-04 durante más de 1,000 horas con 5 incidencias que les han supuesto una inversión de 25USD y un lucro cesante por parada técnica de 2,5h. A fecha de mayo de 2016 el simulador OVO-04 de la EALH está operando unas 30 horas semanales.

A cambio, la EALH fue la primera en su país en ofertar un simulador de vuelo con movimiento, como activo en propiedad de la empresa, a sus alumnos y a todas aquellas personas interesadas en probar la experiencia de ser piloto antes de ingresar como alumno en la EALH.